La obra del colombiano Nereo López en La Salina. Del 5 de noviembre al 9 de diciembre.

Exposición de Nereo López

Los salmantinos por primera vez disfrutaremos de la genial obra de Nereo López. Esta exposición se enmarca en los actos organizados por la Universidad de Salamanca y la Cátedra de Colombia en Salamanca, en torno a Colombia. Proponen unas jornadas de acercamiento a la cultura y patrimonio del país latinoamericano y esta exposición es uno de los complementos culturales que se han organizado.

Son 25 fotografías que van desde mediados de los años 50 y hasta mediados de los 60, que reflejan tres partes importantes en la vida de este fotógrafo: una parte como fotógrafo de cine (que también se dedicó a eso), otra en la que retrata La Cueva, así se llamaba una tertulia donde coincidían intelectuales de la época, entre ellos García Márquez; y una parte dedicada a Gabriel García Márquez, quien fue su amigo íntimo.

Este extraordinario fotógrafo que documentó gráficamente la vida, paisajes, pasiones y zozobras de la Colombia de los años 50 y mediados de los 60. Su enorme sensibilidad y su espíritu viajero, nos dejan un valioso legado.

Se tropezó con la fotografía por casualidad. Caprichos del destino que trasformó su pasión por el cine para convertirse en un extraordinario retratista de su tiempo. Sin saberlo, encontró su gran vocación.

Porque los disparos de su cámara captaron momentos cotidianos pero extraordinarios. El título de esta exposición, acertadamente, habla de su magia. Porque eso era lo que hacía cuando disparaba: magia.

Y lo más importante, ha dejado para la posteridad una importante obra que registra la historia reciente de su país, Colombia.

Perteneció al círculo cercano de artistas y pensadores colombianos de su época. Es célebre su amistad con el Nobel, Gabriel García Márquez y también sus fotos, como las míticas en Estocolmo, en la entrega del Premio Nobel al escritor y en la fiesta de celebración posterior.

Es una oportunidad única, la que ofrecemos con esta gran exposición de apreciar de cerca a uno de los grandes fotógrafos de todos los tiempos.

Estoy seguro de que esta cita será obligada para los salmantinos y visitantes, porque merece la pena ver de cerca el trabajo de este colombiano universal.